Las rentas inmobiliarias en la declaración de Hacienda

Todas las dudas sobre la declaración, te las resuelve una persona especialista en fiscalidad.

¿La casa hay que meterla o no en la declaración de la renta?

¿Puedo deducirme el seguro de la casa? Es habitual que el contribuyente no sé de cuenta de que en su borrador está incluyendo propiedades que ya no son suyas. Las rentas inmobiliarias computan como ingreso y representan el 1,1% o el 2% del valor catastral de los inmuebles urbanos vacíos. También ocurre lo contrarío (aunque aquí no está claro si media despiste o picaresca), que el contribuyente se olvide de incluir inmuebles que acaba de adquirir. La deducción por vivienda habitual que se eliminó el pasado 2013, todavía sigue vigente para aquellas propiedades que se adquirieron antes. En este apartado, muchos contribuyentes olvidan incluir el pago de seguros de vida o de hogar, que los bancos obligan a contratar como requisito para concederles la hipoteca y que forman parte de la deducción.

Una administración de la Agencia Tributaria con los puestos de atención al público para la Campaña de la Renta. A lo largo de éste artículo conoceremos las particularidades de la declaración de la Renta de los Autónomos y algunos consejos prácticos a la hora de presentarla. Veremos: ¿Quiénes tienen que presentar la Declaración de la Renta? Presentación de la Declaración de la Renta 2014 El Borrador de la renta de los autónomos Cuánto IRPF paga un autónomo Tramos del IRPF tras la Reforma Fiscal Dónde cumplimentar las rentas de tu actividad como autónomo.

¿Quiénes tiene que presentar la declaración de la renta? Todos los autónomos, en su categoría de contribuyentes que hayan obtenido rentas sujetas al Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas (IRPF), están obligados a presentar la declaración de la renta o declaración anual del IRPF. Mención especial merecen los derechos de contenido económico que los fundadores de una sociedad se reservan al constituir esta. Los llamados bonos de fundador, acorde al artículo 11 de la Ley de Sociedades Anónimas, no excederán del 10% de los beneficios societarios durante un periodo máximo de 10 años. Respecto a su valoración tributaria, el artículo 47 del Reglamento establece un supuesto complejo por el que se da una valoración mínima del 35% del valor equivalente del capital social que concediera la misma participación en los beneficios que los bonos de fundador.

Si el rendimiento neto del trabajo o con rentas distintas del trabajo mayores. Reglas especiales Aportaciones a pensiones. Los límites máximos de reducción previstos por aportaciones a los distintos sistemas de previsión social, serán aplicados individualmente por cada partícipe integrado en la unidad familiar. No obstante, este ‘Simulador de Renta 2014-2015’ es una buena herramienta de ayuda para aquellas personas que quieran llegar a conocer si la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) les sale a pagar o a devolver.

CUENTA AHORRO EMPRESA. Se pueden deducir hasta el 15% de las cantidades destinadas a una cuenta ahorro empresa, con un límite de 9.000 euros. Este dinero tiene cuatro años para dedicarse a la creación de una sociedad, con ciertos condicionantes (compra de inmovilizado, gasto de personal) que eviten el fraude. Casillas 562 y 563. Además, bajan los tipos, primero en 2015 y luego en 2016, lo que significa que se procede a una leve bajada del impuesto para las rentas más bajas y gravándolo para las rentas más altas, aunque sólo hasta los 60.000 euros.

De ésta manera, de cara a la Renta 2015, los nuevos tramos del IRPF tras la Reforma Fiscal resultarán de la siguiente forma: Base liquidable general Tipo en 2015 Tipo en 2016 Hasta los 12.450 € 20% en 2015 19% en 2016 Hasta los 20.020 € 25% en 2015 24% en 2016 Hasta los 35.200 € 31% en 2015 30% en 2016 Hasta los 60.000 € 39% en 2015 37% en 2016 Más de 60.000 euros 47% en 2015 45% en 2016 Ahora bien, el IRPF es un impuesto personal, que tienen en cuenta muchos elementos personales, por lo que es difícil determinar de manera genérica cuánto debe pagar un autónomo.

Si podemos utilizar el borrador para declarar es conveniente aprovecharlo, nos puede ser muy útil pero, antes de confirmarlo, debemos revisarlo, en especial lo siguiente: datos de ascendientes y descendientes, sobre todo si han cambiado en el ejercicio; cuotas satisfechas a sindicatos y colegios profesionales, que no los tiene la AEAT; titularidad de los activos mobiliarios y de los inmuebles, atendiendo a los porcentajes de participación; porcentaje del préstamo por adquisición de vivienda que nos corresponde; calificación de rendimientos de cursos y conferencias; aportación a planes de pensiones del cónyuge; o si hemos incumplido algún requisito que nos obligue a incluir en la declaración las deducciones indebidamente practicadas. Las cuotas de colegios y sindicatos.

Mucha gente desconoce que las cuotas que se pagan a los colegios profesionales (si la colegiación es obligatoria) se pueden deducir en la Declaración. Lo mismo ocurre con las pagadas a los sindicatos o los partidos políticos y con los gastos por defensa jurídica en los litigios laborales. La razón del descuido es que estas cuantías no vienen reflejadas en el borrador que facilita la Agencia Tributaria. El listado de deducciones autonómicas es infinito y está en un constante cambio Las deducciones autonómicas Son las grandes olvidadas. Es muy importante revisar el listado de nuestra región.

Aunque puede ser una tarea ardua, en algunos casos pueden suponer cuantías importantes. Así por ejemplo en Andalucía, Aragón y Madrid existe una deducción por adopción internacional de 600 euros, que en el caso de Asturias llega a 1.010 euros, o 3.625 euros en Castilla León. ¿Y si mi hijo es mayor de edad? Muchos contribuyentes no recuerdan incluir los cambios en la unidad familiar. Eso afecta a nuevos hijos (que dan derecho a mínimos por descendientes) o, por ejemplo, nuevos matrimonios que permiten presentar una Declaración conjunta.

Algo que genera muchas dudas a los contribuyentes es si se pueden incluir a los hijos mayores de 18 años en la Declaración. En este sentido, el IRPF dice que los hijos se pueden incluir en la unidad familiar hasta los 25 años si perciben menos de 8.000 euros al año.