Archivo de la etiqueta: falta de acuerdo

Disconformidad en los casos en que se produce un despido

Disconformidad en los casos en que se produce un despidoHacer uso de la posibilidad de despedir trabajadores en España se ha convertido en un hecho muy habitual en los últimos años, debido a la crisis económica, ya que las empresas venden menos y se encuentran en la necesidad de reducir costes. Es la única modalidad de ERE que supone el fin de la relación laboral entre empresa y trabajador, y la más desfavorable para ellos. Para el cómputo del número de extinciones de contratos, en virtud de lo establecido en el artículo 51.1, párrafo 4 del E.T., se tendrán en cuenta así mismo cualesquiera otras producidas en el periodo de referencia por iniciativa del empresario en virtud de otros motivos no inherentes a la persona del trabajador siempre que su número sea, al menos, de cinco.

En caso de recibir la carta de despido, se aconseja escribir en ella de antemano la mención “recibido, no conforme”. Despido disciplinario Cuando un empresario decide acabar la relación contractual con su empleado por culpa de un incumplimiento grave y culpable del trabajador estamos hablando de un despido disciplinario. Causas del despido colectivo Al tratarse de un despido que afecta a varios empleados, se aceptan diferentes motivos para dar por válidas las peticiones por parte de la empresa. Por un ajusta de plantilla, por no cumplir con las expectativas creadas, por cede de la línea de negocio e incluso por mala conducta. La disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo.

El acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual al empresario o a las personas que trabajan en la empresa. Se produce cuando la extinción se funda en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, afecta, en un período de noventa días, a una determinada proporción de trabajadores respecto a la plantilla total, que afecte a diez trabajadores en las empresas con plantilla menor de cien, que afecte al 10 por 100 de la plantilla cuando ésta ocupe entre cien y trescientos trabajadores, que afecte a treinta trabajadores en empresas cuya plantilla sea de trescientos o más trabajadores.

Sin embargo, como hemos visto en los últimos años, hay situaciones en las que no queda más remedio, así que vamos a conocer a fondo los diferentes tipos de despido que hay en España, sus condiciones y los derechos de los trabajadores en cada caso. Improcedente, ante lo que te corresponderá si tienes un contrato indefinido ordinario, una indemnización de 33 días de salario por año de servicio, con un máximo de 24 mensualidades. Cuando la empresa esgrime alguno de estos argumentos para despedir de forma disciplinaria al trabajador, el juez puede dictaminar que la empresa tiene razón y lo declarará procedente; en ese caso el despedido no recibe indemnización alguna. Nulo, donde tu empresario estará obligado a readmitirte inmediatamente, así como, a abonarte los salarios que deberías haber percibido desde la fecha del despido hasta la de readmisión.

Recuerda que existen más de 20 bases legales para presentar una demanda por despido injustificado. No obstante, los trabajadores podrán recurrir estos despidos a la jurisdicción de lo Social (antes debían ir a la contencioso-Administrativa, con un periodo de resolución de más de 18 meses, el triple que lo Social; y donde conseguir una sentencia a favor del trabajador y en contra de la Administración es mucho más difícil). Improcedente, cuando el juez considere que las causas de despido no están probadas o las exigencias formales decretadas no se cumplan. En el caso del despido disciplinario, la empresa no está obligada a indemnizar de ninguna manera a su trabajador mientras demuestre que las faltas que ha cometido en su puesto de trabajo son tan graves que han ocasionado su despido.

La resolución se dictará en el plazo de quince días naturales a partir de la comunicación a la autoridad laboral de la conclusión del periodo de consultas; si transcurrido dicho plazo no hubiera recaído pronunciamiento expreso, se entenderá autorizada la medida extintiva en los términos de la solicitud. – La embriaguez o toxicomanía que han de ser habituales y repercutir negativamente en el trabajo.

El empleado (a) entonces empieza a ser víctima de hostigamiento al reducírsele las horas de trabajo, el salario o al ser transferido (a) a algún otro local de trabajo distante. La disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado. Un despido se considerará improcedente cuando no se ajuste al Estatuto de los Trabajadores y, por tanto, no se considere que existan causas justificadas para despedir a uno o varios trabajadores.

¿Qué requisitos debe cumplir el empresario para despedir? – Tener la autorización de la autoridad laboral. En caso de sustitución de la readmisión por compensación económica, se deducirá de ésta el importe de dicha indemnización. Causas objetivas para el despido Se consideran causas objetivas para extinguir el contrato las siguientes: La ineptitud del trabajador ya sea conocida o sobrevenida con posterioridad a su entrada en la empresa.